Como Obtener La Ciudadanía Italiana Por Descendencia

by | Dic 9, 2020 | Ciudadania Italiana

Visión general

En este artículo abordaremos cómo obtener la ciudadanía italiana jure sanguinis (o por descendencia). Este artículo puede ser interesante para personas nativas de países distintos a Italia, que cuenten con antepasados italianos en su familia.

Una ley italiana promulgada en 1992 permite, bajo ciertas condiciones específicas, que las personas de ascendencia italiana obtengan la ciudadanía de este país. Italia ya no exige renunciar a su ciudadanía actual. Eso significa que podrá conservar sus pasaportes extranjero e italiano al mismo tiempo. Como regla general, una persona nacida en un país que no sea Italia puede reclamar la ciudadanía italiana por descendencia si su ascendiente nacido en Italia era ciudadano italiano en el momento de su nacimiento.

Beneficios de obtener la ciudadanía italiana

La ciudadanía italiana viene con una gran cantidad de beneficios y prácticamente sin inconvenientes. A continuación, podrá encontrar los principales beneficios de obtenerla:

  • derecho a vivir y trabajar en Italia y en todos los demás países de la Unión Europea (UE).
  • viajar sin visa por Italia y Europa
  • acceso a una educación más asequible
  • acceso a un sistema de salud más asequible
  • menos complicaciones al comprar propiedades italianas o aceptar herencias, etc.
  • reconectarse con su herencia italiana,
  • transferencia de la ciudadanía a sus hijos

Obtener la ciudadanía italiana es definitivamente algo a ser considerado, si cumple con los requisitos.

Ciudadanía a través de padres y abuelos

Estos son los conceptos básicos que debe tener en cuenta si está considerando obtener la ciudadanía italiana “jure sanguinis” a través de sus padres o abuelos.

La regla de oro es que cualquiera de los padres debe haber sido ciudadano(a) italiano(a) al momento de su nacimiento. Si por el contrario ya eran ciudadanos del país donde usted nació, no le será posible reclamar la ciudadanía italiana a través de dicho padre y tendrá que recurrir a otros recursos.

Sin embargo, esta regla no aplica si su nacimiento fue después del 16 de agosto de 1992, en cuyo caso el padre/madre no habría perdido la ciudadanía italiana a pesar de haberse convertido en ciudadano(a) del país donde usted nació. De hecho, en 1992 Italia promulgó una ley en la que los ciudadanos italianos podrían permanecer como tales incluso después de haberse convertido en ciudadanos de otros países.

Si es necesario proceder por medio de un antepasado femenino, aplicaría otra excepción a esta regla general: en este caso, es requerido haber nacido el 1 de enero de 1948 o después, ya que, según una ley de ciudadanía italiana existente antes de 1948, las mujeres en ese tiempo no tenían derecho a transmitir la ciudadanía italiana a sus hijos.

Esta ley de 1912, iba claramente en contra a la Constitución italiana promulgada en 1948, pero nunca ha sido derogada. No obstante, dicha ley puede ser impugnada con éxito ante la corte italiana debido a su inconstitucionalidad. Lamentablemente, los funcionarios consulares aún están sujetos a esta restricción, ya que la ley, como se dijo, nunca fue derogada, por lo que será necesario recurrir un recurso judicial caso por caso. Abordaremos esta situación específica más adelante en este artículo.

En caso de que no le sea posible adquirir la ciudadanía a través de alguno de sus padres debido a que ambos nacieron en el país donde usted nació, podrá volver a ascender en su linaje directo hasta que encontrar a la primera persona italiana de su familia que se haya convertido en ciudadano de su país natal (Estados Unidos, por ejemplo). Básicamente, tendrá que llegar a la persona que primero emigró a su país desde Italia y se convirtió en ciudadano de su país de origen.

De esta forma, si su abuelo paterno emigró a los Estados Unidos desde Italia y se convirtió en ciudadano estadounidense después del nacimiento de su padre, su padre también era ciudadano italiano por nacimiento y, por lo tanto, usted también tendrá derecho a la ciudadanía italiana.

Lo mismo ocurre con su bisabuelo si fue el primero en emigrar a los EE. UU. (o a otro país) siempre y cuando él se haya convertido en ciudadano estadounidense (o ciudadano de otro país) después del nacimiento de su abuelo.

No hay límite generacional para reclamar la ciudadanía italiana por descendencia, sin embargo, el antepasado que primero emigró de Italia debe haber fallecido después del 17 de marzo de 1861. Si su antepasado falleció antes de ese año, esa persona no podría transmitir la ciudadanía italiana porque Italia solo se convirtió en un país unificado hasta esa fecha.

Ciudadanía italiana por la madre u otra mujer ascendiente

Como se señaló anteriormente, las cosas pueden volverse un poco más complicadas cuando no es posible usar el linaje de su padre y tiene que recurrir al de su madre.

Según la ley italiana de 1912, solo los hombres podían transmitir la ciudadanía italiana a sus hijos, las mujeres no.

Solo hasta la Constitución italiana promulgada en 1948, las mujeres recibieron exactamente los mismos derechos que los hombres. Sin embargo, dado que cualquier asunto de ciudadanía se rige por la ley existente en el momento del nacimiento, como resultado, la ley de 1912 todavía se aplica a las personas nacidas antes de 1948, incluso siendo inconstitucional.

Por lo tanto, en primera instancia, los funcionarios de los consulados italianos deben denegar todas las solicitudes de ciudadanía en las que el solicitante recurra a una ascendiente italiana cuyo hijo haya nacido antes de 1948.

En este punto, si no es posible recurrir a ningún antepasado nacido en Italia por parte de su padre, la única opción que queda es impugnar la ley ante la corte italiana caso por caso, mediante la presentación de una acción contra el Gobierno italiano.

La acción debe resultar en una sentencia declaratoria que establezca que cierta antepasada, cuyo hijo nació antes del 1948 tenía derecho a transferir la ciudadanía italiana, debido a que la ley de 1912 es injusta, discriminatoria y evidentemente va en contra de la Constitución italiana de 1948 (cuyos principios se aplican de forma retroactiva).

La corte italiana no tiene otra opción más que conceder la aplicación y esto es tan cierto que el Gobierno Italiano ya renunció desde hace mucho tiempo a cualquier defensa y al derecho a aparecer en la corte. En pocas palabras, sería un juicio in absentia.

Sin embargo, aunque el resultado de tales casos judiciales sea bastante seguro, los procedimientos pueden tardar más de un año en completarse, lo que ralentiza significativamente el tiempo de respuesta general de su solicitud de ciudadanía italiana. Desafortunadamente, no hay forma de evitarlo.

Si para su solicitud de ciudadanía italiana es necesario utilizar una antepasada mujer, y se requiere una sentencia en Italia, nuestra oficina italiana puede proporcionarle una representación altamente competente por parte de un abogado italiano completamente familiarizado con este tipo de procedimientos.

Conclusión

Si es posible para usted hacer uso de su padre o de un antepasado en el linaje de su padre, podrá tener derecho a la ciudadanía italiana si el hijo de la primera persona de su familia en convertirse en ciudadano estadounidense (o extranjero) lo hizo después de la fecha en la que usted nació.

Si no se puede recurrir al linaje de su padre y es necesario recurrir a una antepasada mujer cuyo hijo(a) haya nacido a partir del 1 de enero de 1948, no será necesario presentar ninguna acción en Italia y tendrá derecho a la ciudadanía italiana en virtud de la ley, siempre y cuando el niño o la niña haya nacido de la antepasada antes de que ella se convirtiera en ciudadana de los Estados Unidos (la misma regla que se aplica a un antepasado hombre).

Si, por el contrario, el hijo de la antepasada nació antes del 1948 y, nuevamente, no adquirió la ciudadanía estadounidense (o de otro país) antes del nacimiento de su hijo, es posible que tenga derecho a reclamar la ciudadanía italiana después de desafiar con éxito la ley de 1912 ante la corte italiana.

Solo una cosa más a tener en cuenta

Por favor, antes de empezar a pensar en solicitar la ciudadanía italiana, debe asegurarse de que su país de origen permita múltiples ciudadanías, que es el caso de la mayoría de los países, incluidos Estados Unidos, Brasil, Argentina, etc.

Si su país de origen no le permite hacerlo, para obtener la ciudadanía italiana debe renunciar activamente a la actual, o, dependiendo del país, eso puede suceder en virtud de la ley una vez que se obtenga la ciudadanía italiana.

Contáctenos

Si quiere saber mas sobre el tema de la ciudadanía italiana iure sanguinis, puede leer nuestro articulo Ciudadanía italiana a través de una antepasada mujer nacida en Italia.

Obtener la ciudadanía italiana conlleva una gran cantidad de beneficios. Si cumple con los requisitos establecidos en este artículo, realmente debería considerar solicitar su doble ciudadanía italiana/estadounidense. Llámenos para su CONSULTA GRATUITA hoy o complete nuestro formulario de contacto, ¡nos comunicaremos con usted lo antes posible!

Latest Posts

Do you qualify for Italian
Citizenship


ITALIAN CITIZENSHIP | FEBRUARY 28, 2021

Italian Citizenship
Through Italian Born
Female Ancestor


ITALIAN CITIZENSHIP | JANUARY 9, 2021

A Guide to Retiring in Italy.
The Italian Retirement
Visa.


IMMIGRATION | NOVEMBER 9, 2020